jueves, 3 de febrero de 2011

Avance en la detección de autismo

Investigadores de las universidades de Utah y Harvard, Estados Unidos, desarrollaron una prueba diagnóstica con bases biológicas, que detecta hasta en un 94% de precisión los casos de autismo.

El autismo es un trastorno del desarrollo que se caracteriza por alteraciones en patrones conductuales, pasan a ser estereotipados y repetitivos, intereses y actividades restringidos etc. (leer más). Se divide en autismo de alto rendimiento y de bajo rendimiento, la persona autista de bajo rendimiento es aquella que tiene un CI (Coeficiente Intelectual) menos de entre 70-80 puntos, el autista de alto rendimiento es aquella persona que tiene un CI mayor de 70-80 puntos.
En las pruebas actuales para detectar autismo se usan pruebas de inteligencia que miden el CI, de ahí se saca el autismo de bajo o alto rendimiento, pero al no tener bases biológicas y ser subjetivo estas pruebas no son del todo confiable.

Esta prueba usa resonancia magnética para medir desviaciones en las estructuras de los circuitos cerebrales y detecta la enfermedad incluso en invididuos de alto funcionamiento.
Los investigadores emplearon la prueba en dos grupos de sujetos. Un grupo estaba formado por personas que habían sido previamente diagnosticados con autismo de alto funcionamiento con el sistema estándar de calificación subjetiva. Ese sistema se basa en la evaluación de los pacientes y el cuestionamiento a sus padres sobre su funcionalidad en una variedad de áreas incluyendo el lenguaje, el funcionamiento social y el comportamiento. El segundo grupo estudiado fue un grupo de control formado por individuos con desarrollo normal.
Los sujetos fueron puestos en un escáner de resonancia magnética que fue programado para ser sensible a la difusión del agua a lo largo de los axones del cerebro para medir las características microscópicas de los circuitos del cerebro. La prueba de Lange-Lainhart emplea Diffusion Tensor Imaging (Tensor de Imágenes de Difusión) que evalúa desviaciones cerebrales que se puedan expresar en autismo.

Mediante la medición de los seis aspectos de los circuitos del cerebro, la prueba fue capaz de distinguir correctamente los que habían sido previamente diagnosticados con autismo con una precisión del 94 por ciento.
Un segundo estudio usando dos juegos diferentes de los sujetos mostraron el mismo nivel de rendimiento.
Las diferencias recogidos en el estudio se correlacionan con los síntomas clínicos que son parte de las características del autismo, dijo Lainhart. Hay menos flujo direccional hacia y desde las regiones del cerebro donde debería haber más intercambio de información, dijo Lange.

Los circuitos de los axones del cerebro (prolongaciones de las neuronas que conducen estímulos eléctricos) son los estudiados debido a que estos permiten el funcionamiento del lenguaje social y emocional por lo que es más fácil que el "Tensor de Imágenes de Difusión" detecte desviaciones que difieran de sujetos no autistas. Aunque sigue en pruebas (dicho informe presentará en linea hasta noviembre) para evaluar autismo grave y otros trastornos como el déficit de atención e hiperactividad, de tener éxito podrá sustituir el actual test de autismo teniendo más éxito en el diagnóstico dejando de lado la subjetividad.

Esta prueba no sólo es importante para el mejor diagnóstico de autismo que hasta ahora es muy subjetivo, es importante para comprender mejor el autismo y quizá en un futuro concoer las causas precisas e incluso prevenirlo.

Fuentes:
http://perlasdesalud.com/index.php/general-de-salud/un-importante-paso-hacia-la-primera-prueba-biologica-para-el-autismo

Revista Muy Interesante, Enero 2011, pág 14

2 comentarios:

Agus Galván dijo...

Que enfermedad tan rara. Quien sabe que misterios habra detras de cada autista ¿no? me gustó tu blog! te sigo!

S. B. dijo...

El autismo...Pffff...U.U