miércoles, 29 de junio de 2011

Cataratas de sangre

O "Cascadas de Sangre", se encuentran ubicadas (77° 43′ 0″ S, 162° 16′ 0″ E) en el Glaciar Taylor, en los Valles Secos de McMurdo, Antártida. Se puede encontrar en la parte frontal del glaciar, una corriente de agua salada sobre el hielo que emana agua teñida de rojo. Este color es originado por un flujo de óxido de hierro que antes se creía era producido por algas rojas.




Esta corriente de agua es muy extraña, incluso desde su ubicación en el lugar más seco de la Tierra, hasta su color y estando en uno de los lugares terrestres menos explorados como es la Antártida termina siendo fascinante encontrar una imagen así.



Desde que se acepto la teoría del óxido de hierro (en 1960) como causante de la coloración, se han pensado muchas posibilidades de la acumulación del óxido de hierro en sales, la teoría más aceptada es que el valle fue inundado por el Mar de Ross y cuando se retiró (por cambios climáticos) dejó un lago salado, que con el paso del glaciar llegaron a ser expulsados por el borde originando esta coloración en las aguas hipersalinizadas que corren por el glaciar y el se oxida, dándole el color rojo característico, al contacto inmediato con el oxigeno en el exterior.


No sólo lo llamativo de las cataratas es lo que tiene a muchos estudiándolas, sino la cantidad de información sobre el pasado que arroja y un punto de investigación, experimentación y observación sobre la posible vida extraterrestre o terrestre que quiera ser mandada al espacio. Y es que las condiciones tan hostiles del clima no han sido suficientes para encontrar vida bacteriana en el lugar.

La investigadora de la Universidad de Darmouth, Jill Mikucki, ha estudiado durante años a estos microorganismos, comprobando que son capaces de metabolizar el hierro y el azufre, esencialmente obteniendo energía­ de todo lo que encuentran en el lago sin necesidad de depender de la luz solar ni del oxigeno, a diferencia del resto de los seres vivientes de la Tierra.


Lo que parte en una posibilidad única de estudiar en condiciones terrestres y a¡obtener más conocimiento sobre vida extraterrestre. Además de conocer mejor el desarrollo de la vida terrestre pues es un lugar que funciona como cápsula de tiempo (de 1.5 a 2 millones de años) lo que es ideal para conocer también el desarrollo de la actividad geológica, el clima y los microorganismos extremófilos.

Estos conocimientos obligan de definir los límites de la vida, e incluso vida lejana.

1 comentarios:

Baptisma dijo...

hola, me gustaría invitarte a mi blog... un saludo!

http://croonsandmoans.blogspot.com/