miércoles, 3 de diciembre de 2008

¿Este cuerpo no es mío?

Y aunque todavía no se pueden intercambiar cuerpos con pendientes ya es posible engañar a la mente.
Investigadores suecos usaron circuitos cerrados de televisión para crear la ilusión de que las personas estuvieran atrapadas en cuerpos de otros.
El experimento ayuda a comprender cómo el ser humano comprende los límites físicos de su cuerpo. Investigadores del Instituto Karolinska en Estocolmo realizaron este experimento con voluntarios y un maniquí; para la ilusión, la mano real del voluntario está oculta y es estrechada al mismo tiempo que la mano falsa visible. En este caso, el cerebro a menudo hace creer al voluntario que la mano de goma es suya.
Después de esto los investigadores hicieron un experimento más que consistía en el que dos cámaras de televisión de circuito cerrado fueron colocadas enfocando un maniquí masculino para que cada una grabara eventos desde la posición correspondiente a uno de los ojos del maniquí, y otra sobre los voluntarios y las imágenes se transmitían a dos televisores diferentes que mostraban la imagen del maniquí y del sujeto y formaban una imagen estreoscópica y crean la falsa ilusión de que el cuerpo del maniquí es el cuerpo de la persona.
Aunque se puede engañar a la mente de esta forma no se puede engañar mucho más como hacerle creer que está dentro de una caja

2 comentarios:

.Cech. dijo...

como chucky el muñeco diabolico? :P jeje saludos!

-Luyten- dijo...

Que interesante. Tal vez llegue el dia, en un futuro muy lejano, que puedan conectarse las mentes en una interfase como Internet. Aunque eso acarrearía muchos problemas.