sábado, 3 de mayo de 2008

Teclado = inodoro

Un estudio realizado por la revista británica "Which? Computing" pidió a expertos en Microbiología que examinaran 33 teclados de una oficina típica de Londres, un asiento de inodoro y un picaporte de baño para detectar microbios que suelen aparecer en lugares poco higiénicos. Cuatro teclados fueron calificados como posiblemente peligrosos para la salud y los científicos recomendaron la remoción de uno porque tenía 150 veces más bacterias que el límite aconsejado, lo que significa que estaba cinco veces más sucio que la muestra tomada del asiento de inodoro.
Con este estudio también se demuestra que no sólo comer frente a la computadora causa la contaminación, sino también usar el teclado con las manos sucias o simplemente dejarlo sin cubrirlo pues el polvo ayuda a contaminarlo, estaba leyendo esto y muchos no tenemos la costumbre de limpiarlo, es más en lo personal puedo decir que nunca he limpiado este teclado y llevo un año con el (poco más de un año) si nadie de mi familia lo ha limpiado no quiero imaginarme lo que puede pasar... pero de seguro alguien lo ha hecho no lo dudo, pero bueno en caso de que no... ugh!
Mientras escribía esto decidí voltear el teclado y salieron migajas y quién sabe que más cosas que no había visto nunca yo nunca como pan aquí así que esa basura no es mía pero bueno. Tomando en cuenta esta información creo que sería buena idea comenzar a dejar de comer frente a la computadora o a tapar el teclado por lo menos cuando no lo usemos o limpiarlo porque no es tan difícil sólo hay que desconectarlo y ponerlo boca abajo y sacudirlo, aunque si quieren limpiarlo muy bien pueden usar un trapo húmedo y listo.

1 comentarios:

Miguel dijo...

Gracias por el consejo. Tal vez sería más apropiado un trapo limpio empapado en agua, exprimido (para evitar cortocircuitos que dañen el teclado) y levememente empapado en un detergente, o la aspersión de Lisoform desde una distancia prudente.
El alcohol me lo des-recomendó un amigo médico, pues apartentemente no desinfecta nada, sino que más bien fija (!) los microorganismos en las superficies.